07-01-2018 – 13o Domingo del Tiempo Ordinario

“Dios no hizo la muerte, ni se regocija en la destrucción de los vivos… Porque la justicia es inmortal. ”
El versículo 15 (porque la justicia es inmortal) cierra esta primera parte del libro de la sabiduría con una expresión llamada, por algunos, a la esencia de todo el libro. Como Dios es inmortal, así que la orden de Dios para el universo es inmortal. Seguir este orden en la vida personal es abrirse al Espíritu Santo, y vivir en rectitud.
Lo que sigue, en lo que la iglesia excluye para nosotros, es una descripción larguísima del problema del mal en el corazón humano. El verso 16 dice: “Pero los impíos invocan a la muerte [recuerde: Dios no hizo la muerte] con gestos y palabras; haciéndola su amiga, se perdieron [otra traducción dice: la añoró]; se aliaron con ella y merecen ser sus secuaces.
Este versículo declara fuertemente la base del mal humano — elección individual. La relación con el mal es directa y personal, implicando hechos y palabras; profundiza en la amistad e incluso la lujuria por el mal, y luego en un compromiso duradero.
Los malvados merecen estar en las garras del mal porque de las opciones que han hecho. Es exactamente …read more

Source:: Fr. Frank Jindra’s Homily Podcasts

No comments yet

Comments are closed

Copyright 2015 Sts. Peter and Paul Parish & School
Webdesign by Angela Keiser